espiritista.es.

espiritista.es.

¿La comunicación con los espíritus es una práctica peligrosa?

¿La comunicación con los espíritus es una práctica peligrosa?

Introducción

La comunicación con los espíritus es una práctica que ha existido desde hace siglos. Muchas personas creen en la existencia de un mundo espiritual y buscan establecer contacto con seres que ya no están en este plano terrenal. Sin embargo, esta práctica ha sido objeto de controversia y ha sido considerada peligrosa por muchos. En este artículo, exploraremos los riesgos asociados con la comunicación con los espíritus y cómo pueden ser mitigados.

¿Qué es el espiritismo?

El espiritismo es una doctrina que busca establecer la comunicación con el mundo espiritual. La creencia central del espiritismo es que el ser humano no muere, sino que su espíritu continúa existiendo en otro plano. Los espiritistas creen que estos espíritus pueden comunicarse con los vivos si se establece una conexión adecuada.

¿Cómo se establece la comunicación con los espíritus?

La comunicación con los espíritus se puede establecer de diferentes maneras. Una de las formas más comunes es a través de un médium. Un médium es una persona que tiene la habilidad de comunicarse con los espíritus y actúa como intermediario entre el mundo espiritual y el mundo terrenal. El médium puede comunicar mensajes de los espíritus a los vivos o viceversa. Además del uso de médiums, también hay otras formas de establecer comunicación con los espíritus. Algunas personas utilizan ouija o tablas de espíritus para establecer contacto con entidades del mundo espiritual. Otras personas utilizan prácticas más esotéricas, como la lectura de cartas del tarot o la interpretación de sueños.

¿Por qué se considera peligrosa la comunicación con los espíritus?

La comunicación con los espíritus se ha considerado peligrosa por varias razones. En primer lugar, existe la posibilidad de que se establezca contacto con espíritus negativos o malintencionados. Estas entidades pueden causar problemas emocionales, físicos y en algunos casos, incluso espirituales. Además, el contacto con los espíritus también puede ser peligroso porque puede provocar un desequilibrio emocional. La información recibida del mundo espiritual puede ser abrumadora y difícil de procesar. En algunos casos, la comunicación con los espíritus también puede provocar trastornos psicológicos.

Los riesgos de la comunicación con los espíritus

Espíritus negativos

Uno de los mayores riesgos asociados con la comunicación con los espíritus es la posibilidad de contactar con entidades negativas o malintencionadas. Estos espíritus pueden causar una serie de problemas, desde trastornos emocionales hasta problemas físicos. Los espíritus negativos pueden ser engañosos y pueden presentarse como seres benignos o incluso amigos. Es importante tener en cuenta que estas entidades no tienen ningún interés en el bienestar de los vivos y pueden usar técnicas manipuladoras para ganar la confianza de sus objetivos.

Problemas emocionales

La comunicación con los espíritus también puede desencadenar una serie de problemas emocionales. Algunas personas pueden ser incapaces de manejar la información recibida en la comunicación y pueden sufrir ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental. En algunos casos, la comunicación con los espíritus también puede provocar cambios en el comportamiento de una persona. Pueden volverse más retraídos, hostiles o inestables emocionalmente. En casos extremos, la comunicación con los espíritus puede provocar trastornos psicológicos graves.

Posibles soluciones

Si decides explorar la comunicación con los espíritus, hay algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de problemas emocionales o espirituales. Primero, es importante establecer límites y limitar la cantidad de tiempo que pasas dedicado a la comunicación con los espíritus. También es importante estar siempre preparado para cortar la comunicación si los mensajes que recibes son negativos o dañinos. Asegúrate de tener una red de apoyo emocional, como un amigo o un miembro de la familia, con el que puedas hablar si los mensajes que recibes te hacen sentir incómodo o inseguro.

Conclusión

En conclusión, la comunicación con los espíritus puede ser una práctica peligrosa si no se toman las medidas adecuadas para protegerse. Es importante recordar que existen riesgos asociados con la comunicación con los espíritus y que estas entidades no siempre son benignas o amigables. Si decides explorar la comunicación con los espíritus, asegúrate de hacerlo de manera cuidadosa y siempre con precaución. Si en algún momento sientes que la comunicación con los espíritus te está causando problemas emocionales o espirituales, no dudes en buscar ayuda o detenerte por completo.