Cómo controlar y proteger la mediunidad en situaciones difíciles

Introducción

La mediunidad es una habilidad que se desarrolla en algunas personas que les permite comunicarse con entidades del más allá. Esta habilidad puede ser vista como una bendición o una maldición dependiendo del control y protección que tengas. En situaciones difíciles, la mediunidad puede ser un gran reto, ya que se enfrentan a energías que no siempre son beneficiosas. En este artículo, hablaremos sobre cómo controlar y proteger la mediunidad en situaciones difíciles.

¿Qué es la mediunidad?

La mediunidad es una habilidad que le permite a una persona comunicarse con espíritus y entidades que están en un plano diferente al nuestro. Esta habilidad puede ser evolutiva, lo que significa que la persona tiene la capacidad de desarrollarla a lo largo de su vida, o puede ser innata, lo que significa que la persona ya nace con ella. Existen varios tipos de mediunidad, como la mediumnidad de videncia, la mediumnidad de audición, la mediumnidad psicográfica y la mediumnidad de psicofonía. En la videncia, la persona ve visiones que provienen de entidades. En la audición, la persona escucha voces o sonidos. En la psicografía, la persona escribe mensajes de entidades y, en la psicofonía, la persona habla por los espíritus.

¿Por qué es importante controlar y proteger la mediunidad?

La mediunidad es una habilidad que se desarrolla en algunas personas. Esta habilidad puede ser vista como una bendición o una maldición dependiendo del control y protección que tengas. En situaciones difíciles, la mediunidad puede ser un gran reto, ya que se enfrentan a energías que no siempre son beneficiosas. En este artículo, hablaremos sobre cómo controlar y proteger la mediunidad en situaciones difíciles. Pero, ¿por qué es importante que lo hagamos? El mundo espiritual es vasto y complejo, y por eso es muy fácil caer presa de energías no beneficiosas que puedan afectar la salud mental y emocional de la persona que desarrolla la mediunidad. Además, muchas personas han tenido experiencias traumáticas con la mediunidad, lo que las ha llevado a tener miedo y a rechazar esta habilidad. Por eso, es importante controlar la mediunidad para poder aprovechar todos los beneficios que puede traer consigo.

¿Cómo controlar la mediunidad?

Controlar la mediunidad puede ser un gran reto, especialmente en situaciones difíciles. Aquí te dejamos algunos consejos para controlar la mediunidad en situaciones difíciles:

1. Aprende a meditar

La meditación es una herramienta poderosa para controlar la mediunidad. Cuando meditas, te conectas con tu interior y aumentas tu autoconocimiento. Esto te permite liberar tensiones y temores, lo que te ayuda a tener más control sobre tus habilidades.

2. Sé selectivo con las personas con las que te relacionas

Es importante que aprendas a escoger bien a las personas con las que te relacionas. Selecciona personas con energías positivas y evita a las personas que te hacen sentir mal o te drenan energía. La energía de las personas que te rodean puede influir en tu energía y en tu capacidad para controlar la mediunidad.

3. Usa amuletos de protección

Existen muchos amuletos de protección que pueden ayudarte a controlar la mediunidad, como el ojo turco, el cuarzo rosa, el cuarzo transparente y la turmalina negra. Estos amuletos tienen la capacidad de transmutar la energía negativa en positiva.

4. Aprende a respirar correctamente

La respiración es otro factor importante a considerar para controlar la mediunidad. Aprende a respirar profundamente, desde el abdomen, y a exhalar lentamente para liberar la tensión. Además, la respiración te ayuda a centrarte en el momento presente, lo que aumenta tu capacidad de controlar la mediunidad.

5. Reflexiona y evoluciona

La mediunidad puede ser un camino de evolución personal y espiritual. Aprovecha esta habilidad para reflexionar sobre tu vida, tus miedos y tus expectativas. Trabaja en tu autoconocimiento y en tu desarrollo personal, y busca siempre evolucionar para mejorar tu capacidad de controlar la mediunidad.

¿Cómo proteger la mediunidad?

Proteger la mediunidad es tan importante como controlarla. La protección es necesaria para evitar que energías no beneficiosas afecten la salud mental y emocional de la persona que desarrolla la mediunidad. Aquí te dejamos algunos consejos para proteger la mediunidad:

1. Usa inciensos y aceites esenciales

Los inciensos y los aceites esenciales son una excelente forma de proteger la mediunidad. El incienso de ruda o el aceite esencial de lavanda son buenos ejemplos de cómo la aromaterapia puede protegerte de energías no beneficiosas.

2. Visualiza un escudo de protección

Visualizar un escudo de protección puede ayudarte a proteger tu mediunidad. Visualiza un escudo blanco o dorado a tu alrededor, que te proteja de las energías negativas.

3. Usa cristales protectores

Algunos cristales pueden actuar como protectores de la mediunidad, como el cuarzo transparente, el cuarzo rosa y la turmalina negra. Coloca estos cristales en tu lugar de trabajo o en tu habitación para protegerte de las energías negativas.

4. Aprende a decir no

Es importante que aprendas a decir no a situaciones y personas que te hagan sentir mal. Aprender a poner límites es esencial para proteger tu mediunidad.

5. Rodéate de personas que te apoyen

Rodéate de personas que te apoyen en tu camino de desarrollo de la mediunidad. Estas personas pueden ser un gran apoyo emocional y espiritual cuando más lo necesites.

Conclusión

La mediunidad es una habilidad que puede ser vista como una bendición o una maldición dependiendo del control y protección que tengas. En situaciones difíciles, la mediunidad puede ser un gran reto, ya que se enfrentan a energías que no siempre son beneficiosas. Controlar y proteger la mediunidad es esencial para aprovechar todos los beneficios que puede traer consigo. Esperamos que estos consejos te hayan servido para aprender cómo controlar y proteger la mediunidad en situaciones difíciles.