Los cinco principios básicos del espiritismo

Los cinco principios básicos del espiritismo

El espiritismo es una creencia que se centra en la comunicación con el mundo espiritual y en la idea de que la vida continúa después de la muerte. Esta creencia se basa en cinco principios fundamentales que se explicarán a continuación.

1. Existencia de Dios: El primer principio del espiritismo es la creencia en la existencia de Dios. Según esta creencia, Dios es el creador del universo y de todas las cosas que existen en él. Además, se considera que Dios es el origen de todas las leyes morales y éticas que rigen la conducta humana.

2. Existencia del espíritu: El segundo principio fundamental del espiritismo es la creencia en la existencia del espíritu. Según esta creencia, el espíritu es una entidad eterna que existe más allá del cuerpo físico. Se considera que el espíritu se encarna en un cuerpo físico en el momento del nacimiento y lo abandona en el momento de la muerte.

3. Comunicación entre los espíritus: El tercer principio del espiritismo se centra en la idea de que es posible establecer una comunicación entre los espíritus. Se considera que los espíritus pueden comunicarse a través de un médium, que actúa como un intermediario. Esta comunicación puede ser utilizada para obtener información sobre el mundo espiritual y para transmitir mensajes de los espíritus a los seres humanos.

4. Ley de causa y efecto: El cuarto principio del espiritismo se basa en la ley de causa y efecto. Según esta ley, cada acción tiene una consecuencia y cada consecuencia es el resultado de una acción. Se considera que esta ley es aplicable tanto al mundo físico como al mundo espiritual y que regula el comportamiento de los seres humanos y de los espíritus.

5. Pluralidad de existencias: El quinto y último principio del espiritismo se centra en la idea de la pluralidad de existencias. Según esta creencia, el espíritu tiene múltiples existencias en diferentes cuerpos físicos. Se considera que estas diferentes existencias permiten al espíritu evolucionar y aprender lecciones importantes para su desarrollo espiritual.

En conclusión, el espiritismo es una creencia que se basa en la comunicación con el mundo espiritual y en la idea de que la vida continúa después de la muerte. Se basa en cinco principios fundamentales que incluyen la existencia de Dios, la existencia del espíritu, la comunicación entre los espíritus, la ley de causa y efecto y la pluralidad de existencias. Estos principios se aplican tanto al mundo físico como al mundo espiritual y se consideran fundamentales para entender la naturaleza de la vida y del universo.